sábado, 25 de enero de 2014

Acto de Conciliación entre las dos ramas de la Real Casa de Borbón-Dos Sicilias


En el marco de la Beatificación de la Reina María Cristina de Saboya en Nápoles se firmó ayer un Pacto histórico entre las dos ramas de la Real Casa de las Dos Sicilias, cuya separación tiene origen en el matrimonio en 1901 de Doña María de las Mercedes de Borbón y Austria, Princesa de Asturias de la rama isabelina, con el Príncipe Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias, hijo secundogénito del Príncipe Don Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, Conde de Caserta (heredero de su hermano Francisco II, último Rey de las Dos Sicilias) de abiertas simpatías carlistas que obligaron a la renuncia de los Derechos sobre el Trono Partenopeo de Don Carlos, y cuyas posteriores consecuencias son de sobra conocidas. La separación de las dos ramas se produjo en 1960 tras la muerte del Príncipe Don Fernando de Borbón-Dos Sicilias, se proclamaron Herederos el Príncipe Don Rainiero y el Príncipe Don Alfonso.
 
El Acto de Conciliación, del que informamos en primicia, se firmó a las cinco y media de la tarde en el Hotel Excélsior siendo los firmantes Su Alteza Real el Augusto Señor Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias (Jefe de la llamada Rama Francesa) y Su Alteza Real el Serenísimo Señor Don Pedro de Borbón-Dos Sicilias y Orleans, Duque de Noto, (Heredero de la conocida como Rama Española e hijo de Su Alteza Real Don Carlos de Borbón-Dos Sicilias y Borbón Parma, Duque de Calabria). El acuerdo firmado por los dos jóvenes príncipes se ha llevado a cabo tras un proceso de aproximadamente un año en el que ha habido encuentros entre las dos Ramas en París y Madrid y en el que ha tenido especial importancia un importante miembro del Gobierno de la Orden Constantiniana.
 
El documento se firmó en la intimidad, estando presente en el acto Su Alteza Real Doña Camila Crociani, Duquesa de Castro; Su Alteza Real Doña Sofía Landaluce, Duquesa de Noto; Su Alteza Imperial y Real Doña Beatriz de Borbón-Dos Sicilias, Princesa Napoleón; Su Alteza Real Doña Ana de Orleans, Duquesa de Calabria; Su Alteza Imperial y Real Doña María de Borbón-Dos Sicilias y su marido Su Alteza Imperial el Archiduque Don Simeón de Austria; Su Alteza Real Doña Inés de Borbón-Dos Sicilias y su marido Don Michele Carrelli Palombi; Su Alteza Real Doña Teresa de Borbón-Dos Sicilias y Su Alteza Real Don Casimiro de Borbón-Dos Sicilias.
 
En el Acto de Conciliación las dos Ramas se han reconocido mutuamente sus Títulos y a las hijas de los Duques de Castro, Sus Altezas Reales las Princesas Doña María Carolina y Doña María Clara de Borbón-Dos Sicilias se les reconocen los Títulos de Duquesa de Palermo y Duquesa de Capri, respectivamente. La Familia acudirá, a partir de ahora, unida a cuantos actos sea invitada y los Jefes de ambas Ramas se considerarán entre sí como iguales y se comprometen a no reiniciar disputas en un espíritu de unidad, por el bien común y el espíritu cristiano de reconciliación que inspiran los principios de la Orden Constantiniana.
 
La Sucesión a la Corona se planteará en unas décadas, ya que los Augustos Señores Duques de Castro sólo tienen dos hijas, mencionadas en el párrafo anterior. El hijo del Duque de Noto, Su Alteza Real el Príncipe Don Jaime de Borbón-Dos Sicilias, a quien se le reconoce el Título de Duque de Capua, ha comenzado a aprender italiano y se vinculará más a esta nación. El siguiente paso será el trabajar por la unificación de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge, así cómo la búsqueda de la administración del resto de las Órdenes Dinásticas de la Real Casa de las Dos Sicilias, la Insigne y Real Orden de San Genaro, la Real Orden de Francisco I, la Real Orden Militar de San Jorge de la Reunión y la Ilustre y Real Orden de San Fernando y el Mérito.
 
El Colegio Heráldico Antoniano de Lisboa y el Cuerpo Colegiado de la Nobleza Histórica de los Reinos Ibéricos hacen pública su alegría por esta importante noticia, dada su vinculación con los Territorios del Reino Partenopeo, en el que residen numerosos Colegiados. Igualmente el Real Capítulo de Caballeros de Santo Antonio de Lisboa, que posee un Priorato Regional de las Dos Sicilias, realiza habitualmente ceremonias en Campania y hoy es necesario recordar que el Decano de Honor de esta Casa, Don Fernando Muñoz Altea, es el Rey de Armas de la Real Casa de las Dos Sicilias y numerosos Miembros de nuestras Instituciones pertenecen a alguna de las dos Ramas de la Sagrada Orden Constantiniana.
 
In hoc Signo vinces!

3 comentarios:

  1. Atto di Conciliazione della Real Casa di Borbone: Unità per l’Ordine http://wp.me/p2CztC-5E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Finalmente. Mi enhorabuena por esta iniciativa edficante desde el punto de vista cristiano y dinastico e historico.
      Sera mas facil para los monarquicos nostalgicos admirar a sus Principes por vivir en armonia.

      Eliminar
  2. Paco, henorabuena ! Un gran dia, historico ! Con toda nuestra alegria !
    Un abrazo,

    Conde Don Fernando Giulio Crociani Baglioni

    ResponderEliminar